El fundador y primer accionista de Inditex, Amancio Ortega, a través de su brazo inversor Pontegadea, ha comprado a Blackstone una nave logística en Países Bajos por 100 millones de euros ocupada por la firma de moda Primark, según han confirmado a Europa Press en fuentes conocedoras de la operación.