El Ministerio de Infraestructura de Argentina, a cargo de Guillermo Ferraro, ha decidido recortar en un 43% la cantidad de direcciones de Aerolíneas Argentinas con respecto a las existentes hasta finales del diciembre pasado, en línea con las políticas de reducción del Estado y de ahorro fiscal fijadas por el Gobierno nacional.