El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, recientemente reelegido para el cargo, ha expresado por primera vez en público su apoyo al nuevo equipo económico, liderado por el ministro de Finanzas, Mehmet Simsek, y Hafize Gaye Erkan, gobernadora del Banco Central de Turquía, subrayando la determinación para reducir la inflación «a un solo dígito», aunque ha asegurado que mantiene la misma posición e cuanto a los tipos de interés.