Las acciones de Grifols se desplomaban más de un 30% cercanas las 9.35 horas, después de que la firma abriese la jornada bursátil marcada por una subasta de volatilidad y sin marcar precio, tras el informe publicado este martes por Gotham City Research, en el que consideran que la firma española es una empresa «muy apalancada» y que «manipula la deuda declarada».