Las acciones de Grifols se disparaban casi un 5% en Bolsa un día después de la publicación del informe del inversor bajista Gotham City Research sobre la farmacéutica catalana, en el que pone en duda sus cuentas y cuestiona su sostenibilidad.