El operador retribuyó económicamente a uno de sus abonados por el tráfico generado hacia numeración 902, cuando la normativa lo prohíbe