El objetivo es invertir en la construcción y desarrollo de hasta 25 plantas de producción de esta energía en cinco años en España